Proyecto Educativo

La educación que se ofrece en el centro es activa-participativa, abierta, flexible, personalizada, en la que la niña se sienta protagonista.

 

Con esta educación se pretende que acceda a una escala de valores:

  • El respeto a la dignidad de la persona.
  • El uso responsable de la libertad.
  • El compromiso con la paz como base de la convivencia y relación entre las personas y los pueblos.
  • El entusiasmo, como forma de afrontar la vida
  • La ética y moral.

 

Que interiorizados, puedan traducirse en actitudes como:

  • Espíritu de superación
  • Autoestima
  • Compromiso
  • Capacidad de reacción
  • Creatividad
  • Seguridad
  • Autonomía
  • Espíritu Crítico

La vida de las menores en la Residencia ha de permanecer en un ambiente de mutuo respeto,  responsable, confianza, seguridad, afecto, alegría y orden.

Todas las niñas deben tomar parte activa en las tareas del hogar teniendo en cuenta su edad, capacidad y ocupaciones del momento.

Es necesario un ritmo dinámico en el que se alternan convenientemente el estudio, participación en las tareas domésticas, juego, deporte y otras actividades.

Fuera de la Residencia participan en las actividades programadas por los centros escolares o laborales a los que asisten: excursiones, visitas de estudio, colonias, proyecciones de cine, viajes de fin de curso, biblioteca, etc.

El Centro también programa las actividades externas: vacaciones, excursiones, visita a museos, parques de atracciones, i altres activitats.

Criterios psico-pedagógicos

1º Educación Integral, que pone a disposición de la menor los elementos necesarios para conseguir un grado de madurez como persona y como miembro activo de la sociedad. Esta educación integral abarca todas las dimensiones de la menor: Física, psíquica, afectiva, social, cultural y moral- religiosa.

 

2º Educación Activa Personalizada, en la que la menor se implique gradualmente en su propio proceso educativo.

 

3º Educación Compensatoria, es sumamente necesaria para que partiendo de la situación real de la menor,  ayudarle a superar sus debilidades y limitaciones. Será preciso atender de forma prioritaria los aspectos menos desarrollados de la menor para hacer posible en ella un crecimiento armonioso. La vida cotidiana en el ambiente familiar que deseamos que sea propio del Centro,  favorece el crecimiento y progresiva madurez.

Aspectos

Destacamos los siguientes aspectos:

  • Aspecto físico: Todo lo que hace referencia a la dimensión corporal y necesidades relacionadas con la misma.
  • Aspecto afectivo: Se considera este factor de gran importancia en su educación, pues el hecho de sentir-se querido y valorado es una necesidad de toda persona. 
  • Aspecto cognoscitivo: Abarca la dimensión de la capacidad de conocimiento, de comprensión y expresión.
  • Aspecto ético y moral: gira entorno a una escala de valores que rige los comportamientos del individuo.
  • Aspecto cultural: Aspiramos a que la menor, en el centro, adquiera una formación cultural que la dote de inquietudes y recursos suficientes de cara a su futuro próximo. En cuanto a la  lengua, se intercalan el catalán y el castellano, de modo que puedan comprender y expresarse en ambas con la misma facilidad, tanto oralmente como por escrito.
  • Aspecto sexual: ofrecemos formación sexual, adaptada a cada situación personal, para que la persona sea responsable dentro de su contexto. 

Programas específicos en el ámbito socio-educativo

  1. Adquirir hábitos, normas y valores.
  2. Participar de una vida normalizada y equilibrada, adecuada a su etapa evolutiva.
  3. Hacer uso saludable de su tiempo libre. 

Seguimiento

  • Socio - familiar
  • Psicológico
  • Escolar - laboral
  • Vida cotidiana
  • Sanitario
Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Centro Juvenil Montserrat